Como redactar un currículo con o sin experiencia

  • Autor de la entrada:
  • Categoría de la entrada:Blog
  • Comentarios de la entrada:Sin comentarios

Un currículum es una parte vital de hoy en día para aplicar a los trabajos y ser contratado, tal vez se hayan redactado muchos currículums y nunca hayas sido contratado. Esto puede ser un verdadero dolor en la espalda baja para muchos que hemos pasado por el sentimiento de ser rechazado en las vacantes de trabajo soñadas.

Ser optimista no es suficiente, ya que normalmente estás compitiendo con al menos 100 candidatos más que desean ese puesto, así es como una competencia feroz puede acabar en sentimiento de frustración y decepción.

Para evitar o mitigar un poco ese impacto debemos hacer nuestro mejor esfuerzo en crear un currículum que destaque y le dé un valor distintivo a tu persona dentro del resto.

Se dice que normalmente un reclutador en promedio, solo se toma menos de 12 segundos para ver tu Currículum, lo que inmediatamente nos deja pensar, que en gran parte una primera impresión es un punto crítico para lograr nuestro objetivo final.

Captar la atención es vital para evitar ser arrojado a la primera vista al basurero, si se construye un modelo que tenga orden, organización, descripción y redacción de detalles que cautiven, podrás ganar más atención y dedicación de tiempo en la revisión de tu aplicación.

Por ello aquí te detallaremos información de cómo redactar tu currículum de una manera fácil, práctica y actualizada.

Reglas que podrás seguir al redactar un currículum

Cuando se proceda a rellenar cada una de las secciones correspondientes del cuerpo de un currículum es ideal mantener en mente cada una de estas directrices y monitorear que se cumplan de manera uniforme en todo el archivo.

La coherencia en un texto, es sinónimo de entendimiento, es por ello que mantener estas reglas le dará una consistencia a la facilidad de su lectura, y proporcionará más confianza al lector de que está leyendo algo de una persona seria.

Legibilidad

La lectura de algo siempre es más agradable cuando el formato de letra es claro y conciso sin tantos matices que les añadan formas incomprensibles a las letras. Elige un formato de letra legible y claro, evitando en gran medida la extravagancia tratando de buscar la belleza en las líneas que se escribirán.

También cabe destacar que los tamaños de las letras no pueden pasar por desapercibidas, no querrás que una letra muy pequeña pueda ser el detonante de tu rechazo, o una letra excesivamente grande, o tal vez la disparidad de tamaños de letras en distintas secciones de tu currículum entorpezca el trabajo de tus sueños.

Para el nombre y títulos en general elige un número de tamaño un poco mayor al de los detalles, pero cuidando que no sean tan excesivamente grande. Una sugerencia para los títulos sería de entre 14 o 16 sería una buena elección.

Y para los detalles y descripción pudieran ser de 11 a 13. Un último consejo aquí estar al pendiente del espaciado en el texto de descripción.

Consistencia en el diseño

Mantén unos márgenes laterales y verticales de una numeración fija para los cuatro lados. El uso de las negritas, cursivas y subrayados en subtítulos, que sean utilizados cuidadosamente para que no se sobrecargue el texto en negritas o de palabras en cursivas.

Gráficos

A todos nos gustan los gráficos, pero a veces podemos hacer mal uso de estos recursos, sobre todo en los currículums. Tener gráficos puede explicar de una forma más vistosa algo, ayudando a escarparse de la simplicidad de las letras, pero cuidado con escaparse mucho del ámbito de las letras.

Utilizar esta herramienta a veces menos, es más. Los espacios en blanco también son aliados el lector necesita periodos cortos de tiempo donde pueda redirigir su atención a reflexionar sobre lo leído anteriormente en tu currículum.

Esta herramienta si se abusa de ella, puede causar ilegibilidad en el texto y las descripciones de lo plasmado.

Brevedad y relevancia

La optimización de tiempo en el mundo de los negocios, es importante, leer extensos currículums no forma parte del interés de los reclutadores de hoy e inclusive causa rechazo de muchos currículums a causa de ello.

La redacción más concisa posible es ideal, los detalles más relevantes de vital importancia, eso mantendrá el interés activo, sin hastiar el currículum de información que no es resaltante y quite el tiempo del reclutador.

Foto

Es importante ser propiamente identificado en los currículums, pero por razones de prudencia y estrategia es mejor mantener una política de que solamente si el trabajo explícitamente pide una foto se colocaría.

El aspecto de la foto debe dilucidar una persona profesional, no tan rígidas como suelen ser las fotos de la identificación nacional.

La idea principal es mostrar tu rostro de forma adecuada, lucida y que pueda mostrar agrado al público exterior con una vestimenta preferiblemente formal.

Orden y organización de un currículum

Un buen currículum se basa en la organización y en el orden, estos dos factores te asegurarán ser un gran formato de lectura para tu currículum.

A continuación, se le mostrará un formato divido en secciones que podrás utilizar para tu versión.

  • Encabezado del currículum: En esta parte podrás delimitar tu información personal detallada y títulos principales como tu profesión principal.
  • Perfil personal: Podrás colocar un breve y relevante resumen acerca de tu interés en la aplicación a esa vacante de trabajo.
  • Educación: Solo la información más relevante como los nombre y títulos obtenidos de los lugares donde estudiaste, incluyendo los cursos, seminarios, charlas y demás.
  • Experiencia laboral: Si cuentas con experiencia laboral, podrás contarla detallando las fechas en que trabajaste, y sobre todo las funciones ejercidas de una forma explícita.
  • Habilidades: En esta sección destaca las destrezas y habilidades más relevantes con respecto a la vacante a la cual estás aplicando, sin exagerar, también puedes resaltar habilidades personales que adicionalmente pueden hacerte resaltar en la propuesta.
  • Sección adicional: Aquí podrás dilucidar aquellos logros que has obtenido en concursos, que te pueden ayudar a respaldar tu éxito como profesional en tu área.

¿No tienes experiencia?, esto es lo que debes saber

Es entendible que al darte cuenta de que no tienes experiencia, es un gran dolor de cabeza al querer armar tu currículum, sin embargo, no es imposible completar esta tarea, solo tendrías que modificar una de las secciones anteriores y entender que debes ser creativo y astuto para hacer captar tu atención.

Debes mantener los consejos, reglas y organización de un currículum como lo hemos explicado anteriormente, solo eliminando la experiencia laboral y reemplazándola por detallar más tu formación académica.

Y es que la formación académica, aunque no te haya dado una experiencia laboral si te ha preparado y te ha puesto prácticas en el camino, seminarios, e inclusive, pasantías y voluntariados en un campo de trabajo o investigación, es allí donde tu formación laboral empieza.

Sacar esos detalles a relucir en tu formación académica te garantizará tener al menos una iniciativa de experiencia en un ámbito relacionado con tu experticia.

Sin formación académica y experiencia laboral que te avale también puedes crear tu currículum sin ningún problema.

Para ello debes crear aparte de tu currículum una carta de presentación detallando una buena redacción sobre tu interés en la vacante de trabajo. Debes dejar en claro tu intención de tener la mejor disposición de acuerdo a tus habilidades sociales y cotidianas que estás aptos para aprender y desarrollar el trabajo de la mejor manera posible.

Resumen

Para finalizar no hay nada mejor que mostrar de una manera honesta las mejores habilidades personales y profesionales, a los demás, dejando en claro que la pasión en el área de trabajo a la cual se aplicara nunca faltara y ella te guiara a siempre mejorar tu desempeño, sin descuidar ningún aspecto en el camino.

Solo hace falta ser detallista y relevante, llevando siempre la coherencia, la veracidad, y las ganas inmensas de trabajar en ese puesto soñado, plasmadas en las hojas del currículum. Eso te ayudará a estar satisfecho con el resultado de tu redacción sin importar cantidad o extravagancia de diseño.

Espero que este artículo los inspire a redactar su currículum de la forma más adecuada y acertada posible para usted mismo personalmente y para su trabajo más deseado.

Deja una respuesta